segunda-feira, 2 de abril de 2012

SOBRE A VIDA, CONTRA NÓS E CONTRA TODOS

.
.

«He cambiado de vida. Tal vez obligado por las circunstancias, pero el hecho es que he cambiado de vida. Me acuerdo de las advertencias que el 29 de julio de 2003 me enviara Bernardo Atxaga desde New Hampshire. Conservé su carta e ahora, releída en estos días de convalecencia, mi mirada reposa en ciertos consejos amistosos en los que me alertaba sobre los excesivos riesgos a los que sometíamos nuestras existencias. “Creo que ha llegado la hora de vivir un poco más atentamente”, decía Atxaga en su carta. Y citaba a Nazim Himket, que en un breve e intenso texto comentaba que hay que tomar en serio el vivir, pues el vivir no admite bromas. Hay que saber – decía Himket – que la cosa más real y bella es vivir. Y no olvidar que vivir es nuestra tarea. Estemos donde estemos, hemos de vivir como si nunca hubiésemos de morir. Aunque, por ejemplo, nos queden unos minutos de vida hay que seguir riendo con el último chiste, mirando por la ventana para ver si el tiempo sigue lluvioso, esperando con impaciencia las últimas noticias de prensa.

No nos engañemos. Se enfriará este mundo, una estrella entre las estrellas y, por otra parte, una de las más pequeñas del universo, es decir, una gota brillante en el terciopelo azul. Se enfriará este mundo un día y se deslizará en la ciega tiniebla del infinito – ni como una bola de nieve, ni como una nube muerta –, como una nuez vacía. Creo que debemos tener en cuenta esto y amar al mundo en todo momento, amarlo tan conscientemente que podamos al final cada uno de nosotros decir: he vivido.»

Enrique Vila-Matas,
Dietario Voluble         

2 comentários:

Anónimo disse...

um abraço. e obrigado pela ligação.
LP

Daniel Ferreira disse...

Foi um prazer, principalmente depois de perceber que podia com o poema escolhido, depois de me lembrar que tinhas algo traduzido e dado a conhecer o autor no teu espaço, fazer a ponte com a temática deste trecho do Vila-Matas.

Forte abraço.